Plena inclusión Asturias despide a Aida Díez, pionera del movimiento asociativo

publicado en: Sin categoría | 3

Aida Díez (Moreda, 1936 – Gijón, 2017), fue presidenta de la Federación Autonómica durante más de una década, pero su trabajo se remonta a los inicios de la organización en los años 70, cuando lideró con gran fuerza el proyecto fundacional, en una época en la que hablar de los derechos de las personas con discapacidad intelectual era casi una utopía. Su legado, basado en las buenas relaciones personales y sociales, nos deja una organización claramente identificada y respetada dentro y fuera de Asturias.

 

Aida Díez, en el centro, junto a Marisol Saavedra y Paulino Azúa, en el Foro Plena inclusión de Oviedo en 2015

 


Cuando nació su hija María en 1962, no existía el concepto de discapacidad intelectual tal y como lo conocemos ahora, y los derechos de este colectivo eran prácticamente inexistentes. Sin embargo,  al igual que los padres y madres que hace cuarenta años creyeron en sus hijos e hijas dando lugar a este movimiento asociativo, Aida Díez confió plenamente en las posibilidades de María, enfrentándose a los prejuicios de la época y a las ideas extremadamente negativas imperantes por entonces sobre la persona con discapacidad. Y lo hizo en un entorno social clasista y, sin duda alguna, difícil.

Con entusiasmo y con una mentalidad abierta, Aida y su marido dieron un primer paso para el cambio. Fue en Lugo, donde vivió varios años, y su nombre era As Nais (las madres, en gallego), la primera asociación que funcionó como un centro de día para los entonces llamados ‘subnormales’. Al regresar a Oviedo, desde ADEPAS (asociación asturiana pionera en la defensa de este colectivo), compromete su tiempo y conocimientos para promover por justicia lo que por caridad algunos aceptaban y empezó el reto de un proyecto por la educación en una sociedad que excluía a estas personas. Los años, los nuevos avances, las numerosas asociaciones, el fallecimiento de María, todo ello transcurre en su vida comprometida, hasta que en 1998 asume la presidencia de FEAPS Principado de Asturias convencida de continuar su labor por la mejora de las la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias. (Extracto publicado en la Revista HABLEMOS en noviembre de 2010).


Aida Díez dedicó su vida a promover una sociedad más justa para las personas con discapacidad intelectual. Directiva de ADEPAS desde los años 70 hasta ahora, presidenta de FEAPS Asturias (ahora Plena inclusión Asturias) desde 1998 hasta 2010 y representante de la Federación regional durante 8 años en la Junta directiva de FEAPS Confederación (ahora Plena inclusión). Durante su mandato en Asturias se creo la Fundación Tutelar Horizonte que sigue hoy en día llevando a cabo una labor importantísima en la atención a personas con discapacidad intelectual del Principado de Asturias. Ayer nos dejaba esta gran mujer. Buena, culta, honesta y muy respetada tanto dentro como fuera de Asturias, que trabajó con entusiasmo e incansablemente por los derechos del colectivo.

Hoy no sólo estamos de luto en Asturias, el cariño y respeto que la definían queda reflejadas en los testimonios de algunas personas que tuvieron la suerte de conocerla.

 

“Aida se marchó ayer. Espero y confío que a un lugar mejor que el que ha dejado. Pero no lo ha hecho sola. Se ha ido acompañada del recuerdo de tantas y tantas personas, muchas de ellas con discapacidad intelectual, muchas otras familiares de éstas que han conocido de primera mano el trabajo de Aida para conseguir que sus vidas sean mejores, más felices y más plenas.

Aida ha sido capaz de transmitir sosiego y tranquilidad en un mundo como el nuestro, el de nuestras organizaciones, que tanta necesidad tiene de trabajar unidos, de aparcar discrepancias más o menos puntuales y orientar la tarea hacia un fin común y compartido.

En esa labor recuerdo a esta mujer, siempre sonriente, siempre pacífica, siempre buscando los puntos en común y diluyendo las diferencias.

Cuando aún trabajaba en el Confederación, con la entrada de Aida en mi despacho entraban juntos mis recuerdos y vivencias de Asturias, su paso, como el mío por las aulas de la vieja Facultad de Derecho de Oviedo, noticias de algún amigo común, ya digo…recuerdos.

Por eso, aunque desde la lejanía, desde mi añoranza asturiana, le recuerdo con cariño y nostalgia. Para ella siempre mi sentimiento de amistad, y para su familia mi doliente abrazo”.

Paulino Azúa


El mundo de la discapacidad ha perdido a una persona que contribuyó con su compromiso, con su buen criterio y con generosidad a hacer más fuertes los lazos del mundo asociativo y  más sólidos los recursos que permiten el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Recuerdo su imagen discreta y siempre  presente, su generosidad conmigo  y un cierto sentido del humor que me hacía intuir a la  persona que estaba detrás. Su familia puede sentirse orgullosa de la excelente persona que fue”.

Marisol Saavedra

Instituto Asturiano Adolfo Posada


Aida era una señora con la que merecía la pena pasar el tiempo, su amabilidad, su templanza  y su saber estar eran un ejemplo para todos.
Aida ha sido una de esas personas que el movimiento asociativo Plena inclusión nos ha brindado la oportunidad de conocer y nos ha aportado como ser humano”.

Natalia Cañeque

Gerente Plena inclusión Canarias


Se ha ido nuestra querida Aida, tan suave y silenciosa como ha vivido siempre.

Se ha ido en esta tarde de verano, casi sin molestar a nadie, entre los tiernos besos de su familia.

Se ha ido, y lo ha hecho con la discreción de siempre, sin querer alterar planes ni emociones.

Pocas personas han dado tanto….a cambio de tan poco como ella. Remando contra la vida, siempre recordando a su pequeña Maria, ha conseguido alcanzar la felicidad en estos años llena de coraje y buenas razones para la lucha y la defensa de los derechos de tantas personas con discapacidad intelectual que conformaron su proyecto vital.

Si hay alguien que merece no ser olvidado jamás, esa eres tú, querida Presidenta, querida amiga, casi madre… casi hermana mayor…. Que Dios te cuide allá donde te hayas ido…que seas feliz en tu nueva vida”.

Casilda Sabín

Gerente Plena inclusión Asturias


Aida Díez durante el Foro de FEAPS (Oviedo, 2005)

Aida Díez junto a los usuarios del Centro Ocupacional de ADEPAS en Noreña

 

Conocí a Aida hace 20 años, y desde los primeros contactos con ella vi a una “Señora ” de Oviedo que te impregnaba de optimismo y de ganas de luchar por mejorar la situación de las personas con discapacidad, de sus familias, de hacer una Asturias y una España más justa.

Aida llevaba muchos años, como madre y como miembro del movimiento asociativo, ilusionando a otras familias y al entorno social que otro mundo era posible.

Como madre de una hija con discapacidad intelectual conoció las dificultades que se tenían al convertirse en “familia” con discapacidad pero ella no se ocupó solo de su hija o de su familia, trabajó por muchos y nos dejó una Plena inclusion Asturias fuerte, procurando dar servicios de calidad a todos los asturianos.

En la Junta Directiva de la entonces FEAPS España (1997) teníamos como nueva misión la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias, esta nueva misión para Aida no era novedosa, es lo que ella llevaba haciendo desde hacía décadas y su experiencia nos era muy útil. Se habían conseguido muchos servicios y apoyos pero nos quedaba mucho por hacer y ella nos decía que era difícil pero que siempre fue difícil, en nuestro camino no nos han regalado nada.

Pero lo que sobre todo admiraba de Aida era su ilusión, sus ganas de luchar, su capacidad para darte la mano para mostrarte cariño o tirar de ella para ayudarte a superar los problemas.

La última vez que nos vimos fue en el Foro de Oviedo de Plena inclusión en 2015. Tomamos un café y me contaste cómo había cambiado tu vida pero cómo mantenías tu ilusión contagiosa que empezabas con tu sonrisas y terminabas siempre con dos besines.

Me dicen que te has ido, pero mientras tengamos tu recuerdo, seguirás con nosotros y somos muchos los que tenemos de ti muchos recuerdos”.

Carlos Esteban Pérez.

Plena Inclusion Melilla


 

Una gran persona con la que tuve ocasión de compartir criterios y opiniones sobre el colectivo y que no siempre eran compartidos en su propio entorno. Mujer con criterio y opinión propias. Guardo un muy grato recuerdo de ella.  Se hacía querer y era muy afectiva. Muy grande y sin creérselo”.

Fulgencio Calzada 

Plena inclusión Castilla la Mancha


 

Tuve ocasión de compartir vida, debates y cariño con ella. Un ángel que vuelve al cielo”.

María Jesús Álvarez

Universidad de Navarra


 

Descansa en Paz, querida Aida.

3 Respuestas

  1. Asociación Fraternidad

    Una gran señora siempre serena y alegre, una madre “de las de antes”, las que lucharon por sus hijos sin descanso cuando no se sabía lo que eran Servicios Sociales, una gran Presidenta de la cual todos nos sentíamos orgullosos. Hoy lamentamos su pérdida y nos deja un grato recuerdo y la satisfacción de haber compartido con ella la labor de mejorar la vida de nuestros hijos con discapacidad. Un abrazo a toda su familia, hasta siempre querida Aida!

  2. Personal Adepas

    Querida Aida, desde TU y NUESTRA querida Asociación ADEPAS, no encontramos palabras para expresar lo que sentimos en estos tristes momentos, así que todos los trabajadores solo podemos expresar nuestro cariño, respeto y agradecer tu siempre comprensión y generosidad con todos y cada uno de nosotros. Los trabajadores de ADEPAS jamás te olvidaremos y siempre con cariño te recordaremos.
    Personal de ADEPAS

  3. Mi querida “jefecita” , te fuiste como se van los grandes, dejando un vacio enorme a la familia y amigos, tengo una mezcla de tristeza y alegria, tristeza de que no nos abrazaremos mas y alegria porque se que estas con tu Maria del alma.
    Mientras los que te queremos no te olvidemos estaras siempre aqui enseñandonos todo lo que tu sabias, deseo que alla donde estes tengas serenidad y alegria

Dejar una opinión